GR2020

Sustitución del aceite de palma por grasas saludables

GR2020 tenía como objetivo fomentar una alimentación más saludable a través de la investigación y aplicación de grasas avanzadas de aceites insaturados, como el aceite de oliva, para mejorar las propiedades los alimentos y neutralizar los factores negativos como el colesterol.

Una de las áreas de trabajo fue la de los sucedáneos del chocolate, a través de la sustitución directa del aceite de palma llegando a reducir un 40% de ácidos grasos. Los resultados fueron satisfactorios concluyendo que el producto se adapta a la perfección en cremas de cacao destinadas al relleno de productos de bollería.

Éxito en productos cárnicos y embutidos

Gracias a técnicas de microencapsulación y sustitución directa, se reemplazó parte de las grasas saturadas utilizadas tradicionalmente en la fabricación de salchichas y chorizos, tanto crudos como cocidos, por otras insaturadas más cardiosaludables con resultados de aceptación sensorial muy positivos.

Esta aceptación se midió en un estudio durante seis meses realizado por la Universidad de Córdoba en las Unidades de Endocrinología y Unidad de Metabolismo Infantil del Hospital Universitario Reina Sofía, así como en el Dpto. de Química Analítica.

Incorporación de chía y ácido fólico a salsas y embutidos

La chía es uno de los superalimentos más valorados en los últimos tiempos. Por sus beneficios para el organismo, se estudió la incorporación de las semillas a través de un proceso de encapsulación de su aceite, rico en ácidos grasos omega-3, tanto en salsas como en productos cárnicos, obteniendo óptimos resultados pendientes de concluir su comercialización.

Con el objetivo de ofrecer una alimentación completa, sobre todo a las gestantes, se realizaron investigaciones para la microencapsulación en aceites embotellados, sin alcanzar resultados favorables debidos a los condicionantes regulatorios de aditivos en el sector alimentario.

¿Quién estaba detrás de GR2020?